Desde siempre, vivo con una ligera sensación de que todo puede fallar, de que todo se sostiene por un equilibrio coordinado y conectado por demasiadas variantes. A veces opresivo y muchas veces tembloroso.

Empecé a pensar en este trabajo durante mi “confinamiento” post maternidad hace unos años y que cambió mi vida totalmente. La situación de confinamiento que hemos vivido este año puso para mi en evidencia nuevamente esa sensación. El agobio fue concreto y real, ya no espiritual, sino vivido.
Mi discurso es puramente autobiográfico, lo que estoy queriendo representar tiene que ver con un estado muy personal, de búsqueda y de reflexión sobre la libertad y el vínculo con el mundo y con los demás. 
Mediante el poder contemplativo, reflexivo y liberador de la creación artística intento representar en imágenes ese agobio, esa invasión al cuerpo y a la mente, ese desborde opresivo y al borde del colapso, esta vez en el espacio doméstico.  Insisto en mi trabajo con la sensación que me infunde el vínculo con el mundo y con los otros, que es finalmente mi obsesión.

Retrato III - 116 x 89 cm - 2020

Retrato IV - 89 x 116 cm - 2020

Retrato II - 73 x 60 cm - 2020

Retrato I - 55 x 45 cm - 2017

Back to Top